Diazpora: islas de funk
Escrito por Dyk Bonkers    Miércoles, 05 de Abril de 2017 00:00    Imprimir E-mail
(2 Votos)
Internacional - Críticas Internacional
 
Critica-Diazpora-Islands 
DIAZPORA
"Islands"
(Légère Recordings, 2016)
4estrellas
 
 
La ciudad de Hamburgo es conocida por ser una de las principales vias de entrada de música afroamericana en Europa a lo largo del siglo XX -¿no recuerdan ustedes la mágnífica película "The Swing Kids"?-. Precisamente de esa ciudad del norte de Alemania llegan Diazpora, una poderosa banda de funk de nueve miembros, nada menos y una trayectoria iniciada en 2002. Ya dieron que hablar con su primer doble LP “Step Up” (Minor Music, 2014) y ahora llegan con nuevo material grabado para Légère Recordings, prestigioso sello soulero de su misma ciudad -escápense un fin de semana allí a disfrutar de sus clubs de música negra y tiendas de discos especializadas, no se arrepentirán-.

“Islands” se grabó en julio de 2016 a las órdenes del ingeniero Sebastian Nagel de los siempre sorprendentes The Mighty Mocambos. Ofrece un total de trece cortes, todo ellos disponibles en formato CD, digital y ¿cómo no? doble LP (de todos es sabida la querencia del sello por el formato vinilo). “Islands” tiene los ingredientes para convertirse en un álbum de referencia en la escena europea, calidad en la composición, en las letras y una esmerada producción.
[...]

El disco se abre con “Street Market” donde la banda ya exhibe lo mejor de sus argumentos, funk de la vieja escuela con punciones directas a la sien a base de pedal wah-wah y trepidante sección de metales. El movimiento de cadera es casi inevitable rememorando a los JB’s, Mandrill o Parliament. Un instrumental vigoroso de manual, de esos para poner a la sobrina millennial cuando nos pregunte si conocemos algún tema funky. A continuación segundo disparo a puerta que llega a la red inapelable, “Beast”. Un ejemplo de afrobeat canónico donde la sección de vientos provoca la estampida escoltada por vibrantes teclados. Mención especial para el vocalista Axel Feige que estará presente en varios cortes más. El tercer tema es el que da nombre a todo el disco, “Islands”, con una estructura menos convencional arranca con un duelo de voz y batería al que se van añadiendo el resto de instrumentos. Terminando todo ello en una melodía jazzística con saxo insinuante que remite levemente a los incursiones visionarias de Funkadelic. De ahí saltamos de nuevo al continente negro con "Kinshasha Strut", suculenta rodaja de afrofunk trazada sobre una percusión ígnea que en su clímax se aproxima al jazz cubano. Efectivo y nada cargante, permite lucirse al conjunto del combo demostrando una calidad deslumbrante. Seguimos nuestro recorrido y la siguiente estación se llama “Give a Little Prayer”, en la que las revoluciones disminuyen y nos tomamos un respiro. Aunque sea un tema evidentemente más calmado su tramo final con fraseos de trompeta le dan un aire solemne que evoca a la Blaxploitation setentera. El afrobeat reaparece en “Moon” de forma brillante pero sin aportar ninguna sorpresa.

 

En “2 Much Effort”, la séptima canción del álbum, volvemos a encontrarnos ante un instrumental trepidante que añade al torrente de lava afrofunk fugaces destellos latinos. Un buen bocado para los amantes de las remezclas, con breaks a bocajarro. Seguidamente “Piece by Piece” donde la voz susurrante nos hace transitar por encima del torrente que mencionábamos antes, a través de una bamboleante pasarela anclada entre el soul y el rap. El papel destacado vuelve a ser para los metales que cuajan una atmósfera épica en una de las composiciones cumbre del disco. En “Nap Xtra Long” nos internamos en los dominios del jazzfunk con el wah-wah como guía hasta las fuentes clásicas que sirven de inspiración para la banda. “Yaroslava” es el décimo corte que se asienta sobre un medio tiempo enérgico y de perfecta ejecución que sirve de hito para encarar el tramo final del disco. El siguiente tema “Me & I” nos muestra como el combo converge en una desasosegante lentitud sostenida por una narración en falsetto, con silencios inesperados, coros ululantes en la que sería la composición más atípica de todo el repertorio. A continuación “27-28-29”, donde el motor vuelve a rugir con estrépito donde la voz y el saxo se alternan para volver a acelerarnos. Y para cerrar “Numbers”, una pieza soul instrumental que bien pudiera emparentarse con los trabajos de Shuggie Otis llena de intensidad, emoción y solemnidad que sirve de magnífico colofón.

Razón tienen los sabios cuando dicen (y bien lo recuerda la hoja de promoción de “Islands”) que el funk no se aprende, ni se compra, ni se roba; simplemente se tiene o no se tiene. Y bien comprobarán ustedes mismos que Diazpora lo tienen, sin ninguna duda. El resultado que aporta su escucha es completamente satisfactorio, perfecta combinación de clasicismo y sonido actual, muy bien acabado y nada exigente para el oyente no especializado. Como única pega, diremos que esa búsqueda del equilibrio les deje un poco encorsetados echándose en falta más temas donde jueguen con el riesgo y la innovación. Por lo demás, no defraudará para nada al buen aficionado y ustedes, amables lectores y lectoras, lo son.

Tracklist:

1. Street Market  04:00
2. Beast  04:53
3. Islands  06:28
4. Kinshasa Strut  05:43
5. Give A Little Prayer  05:16
6. Moon  03:51
7. 2 Much Effort  04:36
8. Piece By Piece  03:27
9. Nap Xtra Long  03:35
10. Yaroslava  03:18
11. Me & I  05:19
12. 27-28-29  05:22
13. Numbers  04:01


Diazpora - "Moon"
 
 


Diazpora: islas de funk