The Meltdown: Australia se derrite
Escrito por Dyk Bonkers    Lunes, 08 de Mayo de 2017 00:00    Imprimir E-mail
(3 Votos)
Internacional - Críticas Internacional
 
Critica-TheMeltdown-TheMeltdown
THE MELTDOWN
"The Meltdown"
(HopeStreet Recordings, 2017)
3estrellas
 
 
Con interés abordamos el lanzamiento del primer álbum de The Meltdown, banda radicada Melbourne que debuta en el sello HopeStreet Recordings, una escudería que cocina a fuego lento sus propuestas soul-funk en una simple grabadora analógica de ocho pistas. De ella han surgido referencias de primer nivel para aficionados exigentes como The Putbacks, The Cactus Channel o Zillanova por citar algunas. En este contexto The Meltdown rompen con el cliché ya que su sonido es un acercamiento al country soul, el góspel y el southern rock.

La banda es un sexteto liderado por un cantautor de voz cálida, Simon Burke, que despertó cierta notoriedad en su país en 2016 con su sencillo de anticipo “Better Days”. La fórmula del conjunto podría emparentarles con Father John Misty, los celebrados Alabama Shakes y hasta con los aguerridos The Delta Saints. De todos modos su estilo es mucho más pausado y tranquilo que los artistas citados aunque en todo momento The Meltdown proclamen el soul de Memphis como pilar de su inspiración.
[...]

“Darkness into Light” sería el primer bocado de este debut, un inicio solemne con cuidadoso ensamblaje de voces, sección de metales y órgano. Energía muy contenida que nos trasladaría a los campos de algodón entre sordos lamentos y aflicción difícil de disipar. El segundo corte intenta levantar el pulso con un medio tiempo animado titulado “Crooked Country”, el patrón rítmico nos hace cabalgar por un paisaje sombrío solo iluminado por el brillo que genera la incombustible sección de vientos. “Secret Life” se añade al listado siguiendo la línea de las dos anteriores pero restándole velocidad, tema canónico y lento, pero intenso, donde de nuevo voz y coros se lucen sin demasiados ornamentos. “Forever and Always” se enciende cuando se inician los acordes de un sinuoso slide que parte de la sencillez para cuajar una pieza country sin aditivos. Con “Don’t Hesitate” la cosa se acelera con una llamarada de southern soul, con ritmo y sólido estribillo que nos remitiría a los primeros trabajos de Eli 'Paperboy' Reed. Tal vez el tema con más empuje y vocación pop de todo el disco, vitamínica e ideal para corearla en vivo.

 

Después de esto, lo que parecía ser un cambio de rumbo para el tramo final del trabajo queda diluido en “How Funny Is Another Man’s Pain” de nuevo una pieza lenta, retorno a la queja, al lamento... La guitarra afilada y el órgano acompañan a otro cuidado trabajo vocal marca de la casa pero que tal vez demande algo más de brío. A continuación “Better Days” la pieza que habíamos comentado más arriba y que fue un hit inesperado en YouTube el año anterior, y que hizo que la primera edición en 7” se agotara en cuestión de días. El patrón es el mismo, tema reposado, más cerca de Nashville que de Memphis, y donde los metales son un elegante ornamento. Con “Slow Fever” nos situamos de nuevo en los parámetros del country soul pero con leves destellos de funk pero sin conseguir que nos levantemos a menear la cadera. Tal vez nunca lo pretendieron. El tema número nueve, “The Other Side”, es un buen ejercicio de R’n’B añejo, con regusto a la electricidad de Chicago y con unos coros que condimentan perfectamente la receta. Para la recta final The Meltdown no pisa el acelerador y concluyen con otra canción tranquila, nueva muestra de talento por parte del vocalista, y guiños al órgano juguetón del llorado Jimmy Smith.

El resultado final de este debut es un tanto agridulce, ya que la factura de los temas es más que correcta, y el talento mostrado está fuera de toda duda, pero la verdad es que al conjunto le falta un punto de energía. Se podría pensar que una producción algo más cruda lo hubiera hecho más creíble. Ese sonido tan nítido, sin ninguna estridencia, parece un esfuerzo para parecerse más a Joe Cocker (o a unos Faces modositos si me apuran) que no a Al Green. Y eso es lo que lastra su potencial para gustar a los irreductibles de la música negra, que entre nuestros lectores son legión. Tal vez con algo más de bourbon el embrujo del delta habría aflorado y nos hallaríamos ante un álbum más incisivo y sin duda más alejado de las tranquilas aguas del mainstream, que es donde me temo quieren llegar The Meltdown.

Tracklist:

1. Darkness into Light  04:46
2. Crooked Country  03:36
3. Secret Life  04:03
4. Forever and Always  03:53
5. Don't Hesitate  03:59
6. How Funny Is Another Man's Pain  04:43
7. Better Days  03:57
8. Slow Fever  03:39
9. The Other Side  03:52
10. Colours in the Sky  04:13


The Meltdown - "Darkness into Light"
 
 


The Meltdown: Australia se derrite