Soul Grenades: colosal debut
Escrito por Dyk Bonkers    Jueves, 21 de Diciembre de 2017 00:00    Imprimir E-mail
Internacional - Críticas Internacional
 
Critica-SoulGrenades-PullinThePin

SOUL GRENADES
"Pullin' the Pin"
(Soul Grenades, 2017)
4estrellas
 

Nos congratulamos de presentar a nuestros amados lectores una de las sorpresas de este 2017, Soul Grenades y su flamante álbum de debut “Pullin' the Pin”, juego de palabras explosivo y más que acertado. Autodefinidos como banda de heavy-funk este combo multiétnico radicado en Londres arroja a nuestros dispositivos un artefacto de onda expansiva devastadora, créanme. Un LP autoproducido y promocionado en las redes de manera casi artesanal y con el apoyo de su sólido directo, que han paseado por prestigiosos escenarios del Reino Unido, entre ellos el mítico Jazz Café londinense. Al mando de las operaciones está la vocalista Sabina Challenger, no muy conocida internacionalmente pero con una contrastada trayectoria en la escena soul-funk británica con The Honeyshotz y The GetUP (estos últimos les sonarán a los parroquianos más acérrimos del credo funkero).
[...]

La primera descarga es un trallazo funk de manual vieja escuela JB's titulado “Play Dem Games”, un arranque furioso marcando solemnemente el one que diría el legendario James Brown. Tocado con furia contagiosa y traído en volandas por la sección de vientos, el tema produce las mismas ondas sísmicas que una estampida de bisontes americanos en nuestro salón. Más pausado pero igual de vitamínico llega “London Strut”, un guiño al funk clásico setentero con Sabina Challenger en plan diva underground a lo Betty Davis, tejiendo un corte irresistible para cualquier buen aficionado, no sólo al género sino a cualquier estilo de raíz afroamericana. La tercera pista es “Tongue Ain’t Got No Bone”, un tema dedicado a los deslenguados donde se presenta otra abrasadora combinación de metales, hammond y bajo. Aquí se evocan los legendarios combos setenteros con el añadido de una vocalista realmente sensacional con un registro variado y muy trabajado. Cuando aún nos encontramos recuperando el aliento llega otro pildorazo trepidante, “Voice of Change”, donde se repite la receta de manera satisfactoria y servidor ya se levanta para mover la cadera. “I’ve Got to Know” ya implica la rendición incondicional, estamos ante un discazo; la pieza es festiva de refulgente brillo ochentero con la voz rindiendo tributo a Prince, mientras se abre paso por entre una magnífica instrumentación.


 

Le damos la vuelta al LP (sí por favor, compren ese formato en precioso amarillo o en limitadísima edición en vinilo dorado) y en seguida vemos que “Sunshine” es un tema que podría funcionar perfectamente como sencillo. De hecho es uno de sus más visionados en YouTube, ya que es una gema soul de barniz pop, pegadiza y nada almibarada. Una canción que por su luminosidad nos hace recordar los añorados himnos souleros de The Style Council de hace tres décadas. Con “Don’t Give up on Love” nos damos una merecida pausa después de tantos asaltos apabullantes. Estamos ante un tema de neo soul rozando el R&B contemporáneo, de cuidada calidez y sin descuidar ninguno de los ingredientes para conseguir un resultado impecable. “Give Me All of Your Funk” nos arroja de nuevo a la pista con un huracán rítmico muy p-funk que retuerce un midtempo vigoroso, con filigrana guitarrera incluida. Los surcos del noveno corte retoman el funk rabioso del inicio del disco, “Don’t Let It Work on You” se sumerge con su intensidad en una sudorosa atmósfera de club, de aquellos de moqueta, papel pintado de estampado lisérgico, donde primaba el tacón cubano en los pies y la camisa desabrochada. De esta suerte, y con las fuerzas muy justas alcanzamos el cierre del álbum con otro título explícito “Funk It Up”, donde con contenida emoción nos deslizamos por la senda bailonga del acid jazz más contagioso; otro temazo elegante, vibrante y efectivo que nos deja al borde del colapso.

Seguramente la escucha se les hará corta, no es un simple ejercicio de estilo, se trata de un enfoque fresco sin perder ni un ápice de pulcro clasicismo. A los Soul Grenades se les nota un abanico amplio en cuanto a gustos y un conocimiento profundo del estilo sin caer en los clichés habituales. El hecho de que el trabajo sea autoproducido y autoeditado demuestra que los muchachos quieren sonar como lo harían encima de un escenario, sin filtros ni artificios. Con ello queda muy claro que la escena soul-funk británica, que irrumpió con descomunal empuje a principios de siglo (The New Mastersounds, Big Boss Man, Boogaloo Investigators, Smoove...) cuenta con un relevo de garantía. Sin duda es un disco destinado a feligreses convencidos, pero que bien puede arreglar las Navidades a cualquier aficionado a la buena música. Entre ellos más de un DJ que puede hallar en él jugosos filones de groove para sesiones que pueden salvar miles de vidas en clubs de todo el universo.

Tracklist:

1. Play Dem Games  03:20
2. London Strut  03:24
3. Tongue Ain't Got No Bone  03:49
4. Voice of Change  02:47
5. I've Got to Know  04:10
6. Sunshine  03:18
7. Don't Give up on Love  05:33
8. Give Me All of Your Funk  03:42
9. Don't Let It Work on You  02:18
10. Funk It Up  02:57

 

Soul Grenades - "London Strut"
 



Soul Grenades: colosal debut