The James Hunter Six: más que necesario
Escrito por Dyk Bonkers    Miércoles, 20 de Febrero de 2019 00:00    Imprimir
Internacional - Críticas Internacional
 
Critica-TheJamesHunterSix-WhateverItTakes
THE JAMES HUNTER SIX
"Whatever It Takes"

(Daptone Records, 2018)
4estrellas
 

Sorprendente es la carrera de Neil James Huntsman, nombre real del líder de la banda que les presentamos, bregado en cientos de pequeños clubs británicos durante los años '80 con oscuras formaciones de R&B, R&R clásico y rockabilly. Eso sin dejar de ganarse el pan como trabajador del ferrocarril entre otros oficios. A mediados de los '90 ya con los treinta cumplidos decide dar el salto en solitario abrazando la fe del soul. Pese al buen recibimiento de la crítica, no le da para abandonar el circuito de clubs, hasta que despierta la curiosidad del mismísimo Van Morrison, el cual lo recluta para sus huestes para grabar dos álbumes "A Night in San Francisco" y "Days Like This", casi nada. Aún con el impulso dado per el León de Belfast, James no rompe definitivamente con el circuito de salas medianas y pequeñas y el hombre no deja de picar piedra hasta que en 2006 es nominado al Grammy de Blues Tradicional por su álbum "People Gonna Talk". Con el reconocimiento en los Estados Unidos su fama se acrecenta consiguiendo subir un peldaño más, llegando justo a tiempo para la explosión del nuevo soul de los '10. A sabiendas que ésta es su gran oportunidad pone en funcionamento una consistente y eficaz banda de R&B de corte clásico, The James Hunter Six, una vuelta a los orígenes pero con galones y ya resabiado.
[...]

A partir de ahí, la escalada a la cumbre, Daptone Records, sello adalid del revival soulero les abre sus puertas en 2013. Con ellos ofrece tres tremendos álbumes, el ultimo de los cuales es el que tenemos entre manos, "Whatever It Takes". El trabajo se abre con una pieza solvente "I Don't Wanna Be Without You", que fluye ensimismada con un saxo cautivador y un fondo de órgano que enmarcan la voz característica de nuestro hombre en un inmejorable aperitivo. A continuación la pieza que da nombre a toda la obra, "Whatever It Takes": el tempo se acelera mínimamente con un piano sutil y de nuevo los metales marcando la jugada, a la sazón, una soberbia combinación de R&B cincuentero con aroma latin. "I Got Eyes" entra con un inusitado frenesí soulero, una composición trepidante de impecable factura que evoca la época dorada del género, un hip-shaker elegante que se desliza cortante y nos tenta con pasos atrevidos en la pista de baile. El cuarto tema que nos presentan, "MM-Hmm" rebaja las pulsaciones para acercarnos a una atmósfera poética, que recupera la pulsión latina, para musitar el título onomatopéyico de la mano de un sonido de saxos arrebatador en tal vez uno de los mejores temas del disco. El corte que cierra la cara A , "Blisters", es un abrasador instrumental donde James Hunter se luce con la guitarra con la demoledora aportación de unos teclados dignos de los míticos estudios FAME de Muscle Shoals, Alabama. Un tema que pinchado en un allnighter de puristas sesenteros al principio de la velada no levantaría ninguna sospecha entre los danzarines devotos del mod jazz.

 

La cara B nos devuelve a la narración con a un tema sencillo lleno de intensidad, "I Should've Spoke Up", de diáfana nitidez que nos situa en esa zona de transición de principios de los sesenta donde convivían los patrones del R&B, el gospel y el soul primigenio. Siguiendo esa misma senda continuamos con la siguiente pieza, "Show Her", que por temática y ejecución nos deja un suave regusto a las melodías de Sam Cooke, con la voz aparentemente quebradiza del maestro Hunter dándole un portentoso brillo a todo el asunto. El tempo vuelve a acelerarse para la magnífica "Don't Let Pride Take You for a Ride", nueva descarga de R&B impetuoso, bailongo, con hermosas filigranas de guitarra (ojo sin ningún pedal u otros gadgets). Con "How Long" volvemos a esos vitamínicos midtempos que jalonan su repertorio, con patrón de blues acústico, sazonado con coros de gospel somnoliento que evocan plantaciones de tabaco, caminos polvorientos, bourbon y pollo especiado al estilo de Louisiana en el tupperware. No abandonamos esos senderos rurales para llegar al destino final: "It Was Gonna Be You", sosegado epílogo con guiños al latin y al primer soul, sin artifícios ni hipérboles.
 
En conclusión, estamos ante un álbum muy recomendable para amantes de esa zona de grises entre el R&B, el R&R y el soul, lleno de composiciones sencillas, producción elegante, consistente interpretación y que ofrece un conjunto sin fisuras al que no es exagerado etiquetar como brillante. Al mismo tiempo no podemos dejar de recomendar su vigoroso directo, que le ha llevado por festivales de medio mundo haciendo felices a miles de afortunados y afortunadas que han contemplado sus shows. No se dejen llevar por el artwork pretendidamente vintage de la portada (por aquello de buscarle algún pero) y el aspecto de alfarero sosainas que luce nuestro héroe enfundado en su harrington verde y mirada de presunto malote. Se trata de un soulman de una pieza, con estilo y personalidad única, que ofrece además esa honestidad que tanto echamos en falta en muchos artistas contemporáneos de todos los géneros.

Tracklist:

1. I Don't Wanna Be Without You  03:28
2. Whatever It Takes  02:53
3. I Got Eyes  02:17
4. MM-Hmm  03:13
5. Blisters  02:46
6. I Should've Spoke Up  02:30
7. Show Her  02:36
8. Don't Let Pride Take You For a Ride  02:32
9. How Long  02:33
10. It Was Gonna Be You  02:17

 

The James Hunter Six - "Whatever It Takes" (Live, XPN's Free at Noon '18)
 

> Más info: web oficial, Bandcamp, Facebook, Twitter



Quizá también te interese...


The James Hunter Six: más que necesario