Steffen Morrison: revolución calmada
Escrito por Dyk Bonkers    Viernes, 19 de Febrero de 2021 00:00    Imprimir E-mail
Internacional - Críticas Internacional

Critica-SteffenMorrison-SoulRevolution
STEFFEN MORRISON
"Soul Revolution"

(DEMP/Tall Tree/Dox, 2020)
3estrellas
 

Una de las enseñanzas de la vida más útiles es aquella que nos indica que no debemos dejarnos llevar por prejuicios absurdos (y más hoy en día en la jungla de las redes, repletas de trolls y haters). El apunte filosófico viene a cuento de este señor, Steffen Morrison, descubierto por la parroquia soulera y por ende a todo el público generalista  a raíz de su participación en la edición neerlandesa de La Voz. Décadas atrás ese factor habría significado ser anatemizado de por vida por esencialistas de todo pelaje. Hoy en día y más con la que está cayendo, no será demasiada gente la que se lo tenga en cuenta.

Nacido en Surinam y afincado en Ámsterdam, el bueno de Steffen dio el salto a nivel internacional con su segundo álbum “Movin’ On” (DEMP Music, 2018) a la que siguió una exitosa gira que le trajo también a nuestros escenarios. Fue precisamente en su recordado show en el Innside Soul Weekend de septiembre de 2019 cuando descubrimos su garra e imponente presencia. Por tanto su nuevo lanzamiento “Soul Revolution” el pasado octubre ha despertado una indudable expectación para valorar el estado de forma de una de las voces del momento en nuestra escena. Veamos entonces qué nos depara...
[...]

Para empezar un himno vitalista que da título al álbum, “Soul Revolution”, sonido clásico para mensaje plenamente contemporáneo y coherente, revolución del alma para acometer los desafíos sociales y planetarios aún pendientes en nuestros días. Después de esta luminosa declaración de principios nos adentramos en “You’ve Been Hit by a Butterfly”, donde el artista exhibe sus matices en el registro vocal de un medio tiempo a la antigua usanza, sostenido, vigoroso, y sin disimular su referencia al mítico Muhammad Alí, otro soulman encima del cuadrilátero. El tercer corte, “Old Fashioned”, es una balada reposada y elegante que pese a su manido contenido captura al oyente por su emoción sincera e impecable tratamiento. En “Positivity” se traza una senda optimista pero nada almibarada en medio de una atmósfera que recuerda las cuidadas producciones de finales de los setenta, una de sus innegables fuentes de inspiración. En esa misma línea ubicaríamos “True to Myself”, que se desliza sobre sofisticación y terciopelo evocando espíritus legendarios como Terry Callier, Eddie Kendricks o Billy Paul.



Cruzamos el meridiano cero del disco para saltar a “Can’t Stop Loving (What Your Heart Still Loves)”, sexta composición que se desmarca de las anteriores con brío y tesón en certeras combinaciones de full contact para un eficaz pildorazo sin concesiones. “Hold on Lovers” se desata energizante con una orientación más pop que no soulera en el tema más acelerado del álbum, fiando a lo inesperado su impacto pero sin llegar a cuajar. A continuación, “Handful”, que sigue apostando por ese mismo concepto más guitarrero y que ciertamente deja descolocado, ya que pese a su loable propósito de combinar funk y rock se esperaba algo más de empaque. La cosa al final cae más por el lado de Aerosmith que no del de Prince, en un patinazo pedestre de esos que dejan los costillares molidos. Ya con el lógico reparo contemplamos “Where I Wanna Be”, que se desenvuelve ciertamente bien y consigue remontar el vuelo, saliendo muy beneficiada de la comparación con su predecesora. El cierre le es encomendada a “Let Us Not Wait Too Long”, un retorno a la balada de manual y de nuevo demostración brillante de capacidad vocal, pero que no sorprende ni conmueve, pieza correcta sin más.

Concluyendo no podemos obviar que estamos ante un trabajo que apuntaba a cotas elevadas y se queda en un simple notable. Un arranque poderoso que va perdiendo fuelle pese al alarde de energía del artista y que sintiéndolo en el alma no iguala el caudal sonoro de su anterior disco. Hay piezas de calidad indudable pero nos queda la agridulce sensación (ay! dichosas expectativas) de haber visto sólo los destellos de algo realmente grande. El hombre atesora talento, fuerza y magnetismo activos, potenciados por un cuidado look y su actitud en los escenarios, pero que deben ir acompañados de algo más de solidez de estudio. De todas formas, tiene aún mucho margen y mantiene su crédito sin ninguna duda.

Tracklist:

1. Soul Revolution  03:15
2. You've Been Hit By A Butterfly  03:24
3. Old Fashioned  03:20
4. Positivity  03:20
5. True To Myself  04:45
6. Can't Stop Loving (What Your Heart Still Loves)  03:23
7. Hold On Lovers  03:16
8. Handful  02:46
9. Where I Wanna Be  03:23
10. Let Us Not Wait Too Long  04:24


Steffen Morrison - "Soul Revolution"

 
 


Steffen Morrison: revolución calmada