Los Retrovisores: diez años desmelenados
Escrito por Dyk Bonkers    Miércoles, 27 de Marzo de 2019 00:00    Imprimir E-mail
Nacional - Críticas Nacional
LosRetrovisores-DesmeleneEnElQuinto 

LOS RETROVISORES
"Desmelene en el quinto"

(Bcore Disc/Soundflat Records, 2018)
4estrellas
 

Sentarse a escribir sobre estos barceloneses, parece que es referirse a unos recién llegados, pero ya andan celebrando por todo lo alto su décimo aniversario. Esa impresión tal vez sea motivada por la cercanía que profesan por y para la afición y su inmensa capacidad para andar metidos en ingentes proyectos musicales. Tanto arriba como abajo del escenario, dentro y fuera del estudio, o bien en la cabina del pinchadiscos. También ayuda su regularidad a la hora de lanzar sus trabajos, con los que consiguen alegrarnos muchos instantes de nuestra existencia con el costumbrismo vitalista de sus letras y melodías rompedoras. Siendo sinceros, parece como si siempre hubieran estado allí, una suerte de nuevos Dr. Calypso (ahora que echaron el cierre definitivo tras treinta gloriosos años) destinados a marcar una nueva época como referentes en la escena de los estilos que a todos ustedes les gustan. Guiándonos por el nombre de la formación cualquiera puede situar a nuestros muchachos en las coordenadas revivalistas habituales, pero consideramos que es una denominación insuficiente. No hace falta leerse los profundos tratados sobre la dicotomía retro/vintage del magnífico Simon Reynolds para comprender que más que nostalgia por los '60, lo que hay es verdadero amor por un sonido (no por un estilo concreto, como ocurre con muchas bandas revivalistas al uso) y también por una imagen. Y precisamente es en esta actitud donde han dado en el clavo, nada de sobados patrones angloamericanos, si no del vitamínico soul-pop ibérico de mediados de aquella década (Los Bravos*, Los Alba, Los Brincos...) y la peculiar imagen de aquellas bandas (especialmente influyentes Los Salvajes). Con todos los códigos estéticos y subculturales dominados añadirle una buena dosis de talento a su personalidad, la receta hacía el éxito es mucho más fácil de descifrar.
[...]

Debutaron en Flor y Nata Records en 2010 con un vistoso LP y desde 2013 militan en la legendaria BCore, referente granítico del underground de la ciudad condal desde hace tres décadas. Nos proponemos comentar su último EP, "Desmelene en el quinto", una vibrante rodaja de cuatro cortes que pavimenta aún más su ya sustanciosa trayectoria. Es precisamente en este formato de siete pulgadas donde se hallan algunas de sus composiciones más emblemáticas. El título es también un guiño a su propio universo, ya que es ésta su quinta referencia en formato vinilo, tras dos álbumes y otros dos EPs. Cuentan en la producción y en el proceso de mezclas con dos nombres de empaque, Mike Mariconda y Marc Tena, casi nadie al aparato.

Abren fuego con “Un, dos, tres”, efervescente pildorazo que despega imparable desde los primeros compases a ritmo de cítara para sumergirnos en una atmósfera psych apuntalada por una vigorosa linea de bajo y un regio arreglo de metales. Coros solemnes y estribillos marca de la casa para repetirlos incesantes en la pista de baile, vean si pueden el videoclip de la canción que contiene a parte de una divertida historia y fenomenal atrezzo, unas acrobáticas tomas de danzarines de northern soul. La cara A se cierra con “Pedir perdón” de nuevo una narración plagada de claroscuros con aportación de sonido farfisa deambulando por una galería de espejos donde el freakbeat europeo se funde con el soul americano (concretamente californiano, si tomamos de referencia el videoclip que acompaña la pieza). Argot sesentero para una lírica impecable, fácilmente coreable sin perder ni un instante el movimiento de cadera.

 

Como suele ser habitual la banda siempre añade un logrado cover de algún tema de sus añorados sesenta, llevada a su particular sonido y personalidad en este caso se trata del “Looking for Something Better” de los melenudos holandeses The Ro-d-ys. Ellos lo bautizan como “Día de suerte” y lo barnizan ligeramente con su soul vitalista y resplandeciente para crear un himno que puede ser un verdadero trallazo en directo. La última aportación para el artefacto es “No puedo evitarlo”, la pieza más genuinamente negra y que enlaza con el repertorio de su álbum “Sonido Joanic” (Bcore Disc 2016). Metales desatados, wah-wah afilado y sudorosa interpretación de su eléctrico frontman Victor Asensio.

Un bonito surtido de canciones para conmemorar su décimo aniversario y que sin duda sonará a música celestial para la facción más retro (valga la redundancia) de los feligreses del credo soulero. Pese a su look y su característico sonido suenan plenamente vigentes y convenciendo tanto a excépticos presentistas como a puristas del yeyé. Al mismo tiempo que congregan a cada vez más almas a sus demoledores directos donde despliegan con brío su inacabable torrente de energía. Ahora que se acerca el Record Store Day hagan un sitio en su colección para estos muchachos y dejen también algo de espacio en el salón de su hogar para un más que probable bailoteo irrefrenable.


*En el momento de escribir estas líneas no teníamos conocimiento aún del resurgir mediático de la banda gracias al buen hacer de Quentin Tarantino para su próximo estreno "Once Upon a Time in Hollywood".

Tracklist:

1. Un, dos, tres  02:52
2. Pedir perdón  02:41
3. Día de suerte  02:48
4. No puedo evitarlo  03:18

 

Los Retrovisores - "Pedir perdón"
 



Los Retrovisores: diez años desmelenados